¿Dónde están mis asesinas, Ubisoft?

unity-banner

Realmente, no sabía cuándo iba a empezar a publicar algo (en) serio en este blog. No sabía cuando, pero si esperaba que fuera algo bonito, algo divertido, puede que incluso una compilación de frases e imágenes hipsters, porque why not. Pero la polémica ha surgido, y es que no me podía quedar callada. Perdón por el mal rollo.

barra-separadora-accenter-1

Me gusta mucho Ubisoft. En serio, me gusta. Me parece una compañía con ideas bastante originales, y aunque sus juegos siempre se vean envueltos en mil polémicas, resultan entretenidos como pocos. Fijaos lo que os digo, que Assassin’s Creed III puede incluirse fácilmente entre mis juegos favoritos. Connor es un sin sal, y a veces dan ganas de abofetearlo con un calcetín sucio a ver si el tío reacciona, pero en general la familia Kenway y todo el drama que la envuelve me hace llevarme la mano a la boca y expulsar mi mejor risa isabelina. Ahora, no me hagáis hablar de ese final. De hecho, finjamos que no pasó nunca.

Pero me estoy yendo por las ramas. Ubisoft me gusta, y una de sus franquicias más importantes, Assassin’s Creed, me vuelve loca. Aún no he llegado a ese punto de fangirlismo en el que te contaría cien mil teorías acerca de su trasfondo divino, onírico, o como quieras verlo, pero disfruto con su jugabilidad, la libertad que presenta, las historias de sus protagonistas y todo el jugo que se puede sacar a la rivalidad asesinos-templarios. Para mi, un buen juego tiene que tener una buena historia, una de esas que aunque no se desarrollen bien del todo, tienen el suficiente potencial para atraparte en su universo. Un juego malo puede salir siempre, pero si el mundo que desarrolla el videojuego tiene tirón, ¿por qué no iba a tener mejor suerte la próxima vez?

Ese es uno de los aspectos que más me gustan de la franquicia Assassin’s Creed. Tiene juegos buenos y malos, pero tiene mucho potencial. Y aunque saquen un juego anualmente, y encadenen dos malos, el potencial seguirá estando ahí, esperando a que llegue el guionista que lo explote. Y siendo cien por cien franca, como jugadora, muchas veces en mi mente ese gran juego ha pasado por tener una protagonista femenina que pueda guiar un juego más emocional, más profundo, que nos enseñe una cara de los Assassin que no habíamos visto antes. Sería una perspectiva muy interesante, ¿verdad?

Parece que no, en opinión de Ubisoft.

Sigue leyendo

Anuncios